Reinos Cristianos: formas de ocupación del territorio.. Modelos de repoblación.

Irene G. -alumna de 2º - nos resume este tema 4.3 del libro de texto; lo podemos encontrar en las pags. 71 y 72.



Tras la ocupación militar de los territorios mulsumanes tiene lugar el proceso de repoblación que es la ocupación efectiva y la explotación económica de los territorios conquistados.
Del siglo VIII al XIII se aplicaron varios sistemas de repoblación cuyo resultado fue conseguir una estructura de propiedad de la tierra que se ha mantenido hasta ahora sin sufrir prácticamente ninguna modificación.

1º LA REPOBLACIÓN POR PRESURA O APRISIO (SIGLOS VIII-X)
Se aplicó a la repoblación de las tierras situadas al norte del Duero y en el piedemonte pirenaico ( a las zonas casi desérticas)
Fue impulsada por la presión demográfica de los reducidos núcleos cristianos y tuvo a su favor que los territorios ocupados estaban casi despoblados por lo que no requerían una conquista previa. La presura consistía en la ocupación de una tierra ya que según el derecho romanos quien cultivaba un terreno despoblado se convertía en su propietario. La presura se lleva a cabo por grupos de campesinos o por nobles y monasterios. El resultado fue el predominio de la pequeña y mediana propiedad.
Correspondía al rey. La población se dedicaba esencialmente a actividades ganaderas y estaba presta a huir Con su ganado nada más ver aparecer en el horizonte al enemigo, que era tanto un ejército cristiano como otro musulmán.
Para favorecer la llegada de nuevas gentes los reyes decretaron que los campesinos serían propietarios de las tierras que pudieran ocupar y explotar; a esta forma simple de acceso a la propiedad se la llamó presura en el reino de León y aprisio en las comarcas catalanas.
En el valle del Duero, esos nuevos propietarios (astures, cántabros y mozárabes) que frecuentemente debieron entrar en colisión de intereses con la escasa población preexistente. eran libres y no dependían de nadie. salvo ‑teóricamente‑ del lejano rey; se agruparon en pequeños núcleos  (villas, donde había abundancia de agua, bichos donde el agua escaseaba) y eligieron unas autoridades propias entre las cuales ocupaban un lugar destacado el jefe militar o conde y el párroco
Carta-puebla Vila-Real

2º LA REPOBLACIÓN CONCEJIL (SIGLOS XI Y XII)
Se aplicó en la repoblación de los valles del Duero o de la plana del Vic (en las zonas casi desérticas).Esta repoblación fue favorecida por el crecimiento demográfico de los núcleos cristianos. El territorio quedaba dividido en concejos con alfoces (los territorios del extramuro de la villa) dirigidos por una villa en la que se instalaba un representantes del rey y un grupo de caballeros para su defensa. Al formarse el concejo el rey otorgaba un fuero o carta puebla que regulaba todos los aspectos de la vida municipal. 
Su repoblación se encargó a los concejos de las ciudades y villas, a las cuales se les concedía un fuero. A los territorios más próximos a AI‑Ándalus y, por lo tanto, más peligrosos se les concedían fueros más amplios (en ocasiones se admitía incluso a delincuentes a los que se les perdonaban sus delitos).
El fuero era la ley privativa de la villa o ciudad que recogía los términos o límites territoriales, las relaciones de los vecinos con el rey o señor de la localidad, las prestaciones a que estaban obligados los vecinos y las exenciones o privilegios de que gozaban; una localidad o territorio con fuero era más libre o tenía más garantías de libertad que otro que no lo tuviera (de ahí que en la actualidad la palabra fuero sea sinónimo de libertad o privilegio).

En estas zonas la población mulsumana era numerosa y se respetaban sus propiedades. En esta repoblación predominaban la propiedad mediana libre y la abundancia de tierras comunales.

3º LA REPOBLACIÓN DE LAS ÓRDENES MILITARES (PRIMERA MITAD DEL SIGLO XII)
Esta repoblación se aplicó en el valle del Guadiana, en la provincia de Teruel y en el norte de Castellón. Eran zonas extensas con poca población y en cuya conquista habían destacado las órdenes militares. Las nuevas tierras se dividían en encomiendas dirigidas por un caballero de la orden con cargo de comendador. Predominaban los latifundios, dedicados a la explotación ganadera, ya que era la mejor solución para una zona que contaba con tanto espacio y con escasa mano de obra.

4º LA REPOBLACIÓN POR REPARTIMIENTOS (SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XIII)
Templarios.
Esta repoblación se aplicó al valle del Guadalquivir y al litoral levantino. Después de hacerse efectiva la ocupación de una ciudad con los territorios que la rodean, los oficiales reales hacían inventario de los bienes obtenidos y luego los distribuían entre quienes habían participado en su conquista; los dividían en donadíos cuyo valor y tamaño iba en función del rango social de la persona que los recibía. 
El resultado de esta repoblación fue la adquisición de grandes latifundios (grandes propiedades) por parte de la nobleza, las órdenes militares y la Iglesia. A los mulsumanes se les permitió permanecer como colonos aunque muchos prefirieron huir a Granada o a África.
A pesar de estos diferentes modelos de repoblación, el modelo de sociedad feudal se consolidó en toda la península con sus instituciones típicas como el vasallaje, el señorío territorial y señorío jurisdiccional.

OTROS RECURSOS:
  1.  Arte-Guías: Repoblación.
  2. Edad Media Hispana: Repoblación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.